Exposiciones

Mágicas, Místicas y Medicinales

Coca – La Favorita de Freud

Erythroxylum coca Lam.

Es cosa general el uso della entre los Indios para muchas cosas: para quando caminan por necesidad, y para sus contentos cuando estan en sus casas. (...) quando caminan en especial si es por partes donde no ay comida, o falta agua, porque el uso destas pelotillas les quita el hambre y la sed, y dizen reciben sustancia, como si comiessen. (...) Quando se quieren emborrachar o estar algo fuera de juyzio mezclan con la Coca hojas de Tabaco, y chupan todo junto, y andan como fuera de si, como un hombre borracho, que es cosa que les da grande contentamiento estar de aquella manera.

Monardes, N. 1580. Primera y segvnda y tercera partes dela Historia Medicinal: delas cosas que se traen de nuestras Indias Occidentales, que siruen en Medicina

Erythroxylum es un género que cuenta con alrededor de 230 especies tropicales, de las cuales cerca de 190 se encuentran en el Neotrópico. Únicamente dos especies son cultivadas: Erythroxylum coca Lam. y E. novogranatense (Morris) Hieron.

La coca formaba parte de la cultura andina mucho antes de la llegada de los europeos y todavía hoy es usada con fines medicinales, sociales y rituales. Considerada una planta sagrada por sus propiedades estimulantes, anestésicas y curativas, ha tenido un importante papel ritual y religioso, ayudando además a mitigar las duras condiciones de vida a grandes altitudes. Numerosos restos arqueológicos encontrados evidencian el uso de sus hojas durante más de 8000 años. Sus hojas secas, mascadas con una pequeña cantidad de cal o ceniza vegetal, liberan compuestos activos que estimulan el sistema nervioso, disminuyen la sensación de hambre, sed, cansancio y dolor. Tradicionalmente el té de coca se ha utilizado para tratar trastornos intestinales, así como para tratar úlceras bucales y para aliviar el dolor y el mal de altura.

Tras la conquista, las autoridades españolas fomentaron su uso entre los pobladores locales, que eran explotados como esclavos, al descubrir que la productividad de éstos aumentaba con el consumo de hojas de coca. Llevada a Europa por los primeros exploradores, inicialmente no recibió mucha atención, hasta que en 1840 se aisló por primera vez el alcaloide que contenía. A partir de este momento el extracto de las hojas se popularizó enormemente y comenzó a prescribirse médicamente. Sigmund Freud fue uno de sus grandes defensores, recomendándola para tratar la depresión, el alcoholismo y las adicciones al opio. A finales del siglo XIX se descubrieron sus propiedades narcóticas y comenzó a ser empleada como anestésico local, además de añadirse a bebidas tónicas, siendo, junto a la nuez de cola, uno de los ingredientes originales de la Coca-Cola.

Con el tiempo se fueron conociendo los efectos negativos de su consumo, la cocaína, altamente adictiva, es generalmente consumida en forma de clorhidrato de cocaína o de crack y provoca importantes alteraciones psicológicas como depresión, paranoia, agresividad y alucinaciones.