Mágicas, Místicas y Medicinales

Plantas y hongos psicoactivos

El uso de plantas psicoactivas ha estado ligado a la humanidad desde la antigüedad, cuando las primeras sociedades descubrieron que algunas especies tenían propiedades “mágicas capaces alterar la conciencia. Estas plantas fueron valoradas por su capacidad para curar, reducir el dolor, el cansancio o el hambre, así como por sus efectos alucinógenos. Generalmente era un número pequeño de personas escogidas, los llamados chamanes, magos, brujos o curanderos, las que ingerían o proporcionaban estas sustancias a otros, sirviendo así de intermediarios entre el mundo físico y el espiritual.