Las plantas comestibles que vinieron de América

No era tóxico, después de todo: el tomate

TOMATE (Solanum lycopersicum L.)

Para templar el ají [ ] usan tábien tomates, q son frescos y sanos, y es un genero de granos gruesos xugosos, y hazen gustosa salsa, y por si son buenos de comer.

José Acosta (1590) - ‘Historia natural y moral de las Indias’

El tomate pertenece a la familia Solanaceae, que incluye entre 3000-4000 especies, muchas de ellas de importancia económica, como las patatas, pimientos, berenjenas o el tabaco. Solanum, con cerca de 1500 especies, es el género más grande de las Solanáceas y uno de los diez géneros de plantas más ricos en cuanto a número de especies. La mayor diversidad de especies se concentra en América del Sur, particularmente en los Andes.

Las especies de tomates silvestres son nativas de la parte oeste de Sudamérica, desde Ecuador a Chile, incluyendo las Islas Galápagos. Sin embargo no está claro si su domesticación ocurrió en Perú o en México, donde era consumido por los aztecas ya en el año 700 a.C. Traído a Europa por los primeros exploradores, inicialmente se cultivó en jardines como planta ornamental, ya que era considerada tóxica. No fue hasta finales del siglo XVII cuando los tomates fueron aceptados culinariamente en el sur de Europa, popularizándose posteriormente su consumo. A inicios del siglo XIX era ya un alimento muy extendido y hoy en día miles de variedades son cultivadas y consumidas en todo el mundo.