Las plantas comestibles que vinieron de América

La chumbera: espinosa, pero dulce

TUNA O CHUMBERA (Opuntia ficus indica (L.) Mill.)

Porque en las hojas deste arbol, quando es bien cultivado, nacen unos gusanillos pegados a ella, y cubiertos de cierta telilla delgada: los quales delicadamente cogen, y son la Cochinilla tan afamada de Indias, con que tiñen la Grana fina.

Source: José Acosta (1590) - ‘Historia natural y moral de las Indias’

Opuntia es género el más diverso entre las cactáceas, con aproximadamente 75 especies, y el más ampliamente distribuido en América. La chumbera, tuna o nopal es la especie de cactácea con mayor importancia económica a nivel global. Evidencias arqueobotánicas indican el uso de especies de Opuntia hace 8000 años, habiendo comenzado su domesticación en México. Fue introducida en España a inicios del siglo XVI para servir de soporte a la cría de la cochinilla, insecto parásito de las opuntias, del que se extraía un muy apreciado tinte de color rojo. Desde España se fue extendiendo por la cuenca del mediterráneo, donde actualmente es muy común. Posteriormente llegó a otras partes del globo gracias a los navegantes que la llevaban como alimento para prevenir el escorbuto, estando actualmente distribuida por todo el mundo.

Es cultivada por sus frutos, consumidos frescos o en mermelada, y por los 'tallos' que se consumen como verdura, además de ser utilizados en la industria alimentaria y como forraje. Los restos no comestibles de la planta se emplean para la producción de bioetanol. Sirve como cerco para separar propiedades y en algunas zonas, como en las islas Canarias, se sigue cultivando como soporte para la cría de cochinilla.