Exposiciones

Ocurrió hace treinta años

La caída del Muro de Berlín

La caída del Muro de Berlín durante la noche del 9 al 10 de noviembre de 1989 simboliza para el mundo entero el fin de una época. Para los alemanes pone el punto final a una larguísima posguerra. Tras veintiocho años de separaciones forzosas, familias y amigos pueden por fin reunirse. Aunque la rapidez con que suceden las cosas sorprende a todos, los ciudadanos de la RDA llevan ya varios meses manifestándose en las calles para reclamar cambios políticos y económicos. Contrario a las reformas de glasnost y perestroika que llevan ya algunos años produciéndose en la Unión Soviética, e incapaz de frenar un nuevo éxodo de su población hacia el oeste, el Gobierno de Alemania del Este pende de un hilo.

El 9 de noviembre al anochecer, el portavoz del régimen sorprende a los periodistas al declarar de forma confusa que los ciudadanos de la RDA pueden salir del país desde cualquier puesto fronterizo y sin autorización particular. Los medios occidentales se hacen eco del anuncio inmediatamente, y sus efectos no tardan en sentirse: muy pronto, miles de ciudadanos de Berlín Este se agolpan en los puestos fronterizos. Desbordados y sin unas instrucciones claras, los guardias levantan las barreras. Por primera vez desde hace treinta años, los berlineses del este pueden pasar libremente al otro lado del muro. Cae el telón de acero; la historia avanza imparable.