Ocurrió hace treinta años

El Parlamento Europeo, la caída del Muro de Berlín y la reunificación alemana

En la noche del 9 al 10 de noviembre de 1989, el Muro de Berlín se abre de forma totalmente imprevista, y con él cae el Gobierno comunista de la República Democrática Alemana (RDA). La Guerra Fría toca a su fin; Europa pasa una página esencial de su historia. Un mes más tarde, la libre circulación entre las dos Alemanias queda definitivamente restablecida con la apertura oficial de la Puerta de Brandemburgo. El 3 de octubre de 1990 ya no hay vuelta atrás en el proceso de unificación alemana. Y con él, el futuro de la integración europea se ve profundamente alterado.

Ante el curso que toman los acontecimientos, y pese a la celeridad del proceso, el Parlamento Europeo no se queda atrás e interviene cuanto puede. Durante varios meses, ofrece una tribuna a los dirigentes europeos encargados de preparar la reunificación alemana. Conscientes de las consecuencias políticas, económicas e institucionales de ese momento histórico sobre la Comunidad Europea, los diputados europeos respaldan la reunificación alemana con múltiples tomas de posición favorables a la democratización y al respeto de los derechos humanos en Europa Central y Oriental.