Discurso pronunciado por el excelentísimo señor D. Francisco Martínez de la Rosa presidente del Ateneo científico y literario de esta corte, en la apertura de las cátedras de esta corporación, el sábado 12 de enero de 1856 [Texto impreso]