Castellano, El

Publicado en Toledo entre 1904 y 1936. Comenzó como semanario católico con fuertes campañas contra liberales y republicanos. Como órgano de la Iglesia toledana se convirtió en una de las publicaciones periódicas de más larga vida. En 1915 abandonó la periodicidad semanal y se convirtió en diario. Su programa se resumía en los lemas Religión, Patria y Toledo.